lunes, 24 de octubre de 2016

Baloncodo: un deporte inclusivo

Hoy os presentamos desde aquí,una iniciativa de deporte inclusivo y coeducativo que nos parece muy interesante. Os dejo con la presentación de esta experiencia de Norberto Domínguez que no os va a dejar indiferentes:

El deporte, como la vida, provoca cambios irrefrenables en la forma de ser de las personas. El tiempo pasa, pero nosotros/as seguimos aquí, casi impertérritos con lo que sucede a nuestro alrededor.

En ese prisma de cambio, a veces es el propio deporte el que otorga un valor especial a las cosas. ¿De dónde procede esa capacidad de movilización para que el deporte consiga metas que por otros medios no pueden alcanzarse? Esa misma pregunta se planteó el creador de un joven deporte que, a día de hoy, está dando la vuelta al mundo.

Norberto Domínguez es Maestro de Educación Física y Doctor en Ciencias de la Educación. Fruto de su Tesis Doctoral, denominada "Análisis pedagógico de la vuelta a la calma en las clases de educación física" surge un proyecto que avanza cada día: se trata de baloncodo.


Baloncodo es un deporte colectivo, mixto, cultural y educativo que aúna toda las condiciones necesarias para ser considerado como una potente herramienta para la inclusión en la escuela. Tal y como explica su autor, comenzó siendo un proyecto hecho por los niños y niñas para, posteriormente, convertirse en un nexo de unión entre cualquier grupo-clase: "Comenzamos a comprobar como baloncodo otorgaba a niños y niñas por igual la capacidad de participar de forma activa y simultánea en una tarea cooperativa conjunta. Eso provocaba precisamente que se respetasen más, y asumiesen un rol diferente al que venían aceptando desde tiempo atrás", cita su creador.

El alumnado forma parte de un grupo social que ha de estar lo más cohesionado posible. Sin duda, esa tan necesaria inclusión escolar ha de ser aplicada a cualquier dimensión de la vida. De hecho, el contexto educativo se perfila como los pilares que un día sostendrán la sociedad en la que vivimos, haciendo partícipes a los miembros de la misma de forma crítica y constructiva.

La evolución de esta joven disciplina deportiva comienza a rebasar fronteras gracias a su puesta en práctica en territorios como La Rioja, País Vasco, Castilla La Mancha o Andalucía, de donde es originaria en Málaga.

Baloncodo surge durante uno de los días elegidos para la recogida de información de la Tesis de Norberto: "Mientras hacían un ejercicio empleando una pelota suiza, uno de los alumnos la lanza a mi posición. Yo, que me encontraba con los brazos puestos a la altura de la cintura, simplemente respondo con un golpeo de codos. Ahí empezó todo: el alumnado asemeja el golpeo a la figura de El Cenachero de Málaga y comienza a imitarme, intercambiando con sus compañeros y compañeras golpeos con los codos".

video

Y es que baloncodo no es solo un deporte como tal, sino que también se apoya en la expansión de la cultura propia de Andalucía en cada uno de sus elementos. El Cenachero de Málaga, imagen representativa en la que se inspira el logo y el movimiento característico de esta disciplina deportiva, era un antiguo pescador que vendía sus capturas por las calles de Málaga. Al pasar muchas horas caminando por las mismas, y con importantes cargas de pescado, equilibraba el peso colgándose los cenachos a la altura de los codos, sujetando las manos en la cintura. Esto les evitaba lesiones en la espalda, debido a las maratonianas jornadas que dedicaban.

Las características de juego de este deporte contribuyen también a su práctica sean cuales sean las circunstancias personales de sus practicantes. Baloncodo no tiene edad ni premia a la persona más habilidosa: baloncodo es un deporte en el que la comunicación, el razonamiento lógico-matemático, la cooperación y la atención priman por encima de cualquier aspecto.



Su adaptabilidad, además, lo convierten en un deporte plenamente inclusivo: "En la actualidad estamos estudiando su aplicación en diferentes categorías paralímpicas. Baloncodo es un deporte que encajaría perfectamente como deporte adaptado, gracias a la versatilidad que ofrece su práctica". Tanto es así que este grupo de niños y niñas, de la mano de su profesor, sueñan con que algún día baloncodo se convierta en deporte paralímpico.


Imágenes provenientes de la página web de Baloncodo 

¿Y qué necesitamos para jugar? Una pelota oficial de 55cm (www.elksport.com), una cancha de baloncesto, ocho personas (cuatro chicos y cuatro chicas, siendo dos equipos mixtos de cuatro personas) y muchas ganas de diversión.

Baloncodo es un deporte para tod@s, en el que nadie se queda sin jugar. ¿Todavía no lo has puesto en práctica? Te invitamos a que lo hagas, pues los resultados están siendo muy positivos allá por donde va.

Podéis encontrar toda la información de este deporte en su Página Web Oficial (www.baloncodo.com), a través de Twitter (@baloncodo) o incluso en Facebook (www.facebook.es/baloncodo). También, podéis contactar directamente con su creador, Norberto Domínguez Jurado, en baloncodo@gmail.com, así como en Twitter (@NDJurado).